Impacto de los factores de riesgo cardiovasculares y riesgo de Demencia

Spread the love

La demencia es un gran desafío mundial para la atención sanitaria y social en poblaciones que envejecen. Un tercio de todas las demencias pueden prevenirse debido a factores de riesgo cardiovascular. Los ensayos intensivos de intervención multidominio que se centran principalmente en los factores de riesgo cardiovascular muestran una función cognitiva mejorada en las personas en riesgo. Sin embargo, estas intervenciones serán costosas de implementar en todas las personas en riesgo y representarán tareas económicas poco realistas para la mayoría de las sociedades. Por lo tanto, se justifica una puntuación de riesgo que identifique a las personas de alto riesgo.

Con esta premisa, Rasmussen y colaboradores realizaron este interesante artículo y lo publicaron esta semana en el Eurpean Heart Journal. En 61 664 individuos de dos cohortes prospectivas de la población general danesa, generaron puntuaciones de riesgo absoluto a 10 años para la demencia por todas las causas a partir de factores de riesgo cardiovasculares y genética. 

En ambos sexos, el riesgo absoluto a 10 años de demencia por todas las causas aumentó con la edad, el número de alelos ɛ4 de la apolipoproteína E (APOE), el número de alelos de riesgo de los estudios de asociación de todo el genoma (GWAS) y los factores de riesgo cardiovasculares. Los mayores riesgos absolutos a 10 años de demencia por todas las causas observados en mujeres fumadoras con diabetes, bajo nivel educativo, genotipo APOE ɛ44 y alelos de riesgo 22-31 GWAS fueron del 6%, 23%, 48% y 66% en las de 50 años. -59, 60-69, 70-79 y 80-100, respectivamente. Los valores correspondientes para los hombres fueron 5%, 19%, 42% y 60%, respectivamente.

Los autores concluyen:

  1. El riesgo absoluto de diez años de demencia por todas las causas aumentó con la edad, los alelos APOE ɛ4, los alelos de riesgo GWAS, la diabetes, el bajo nivel educativo y el tabaquismo tanto en mujeres como en hombres.
  2.  Las tablas de riesgo absoluto de diez años para la demencia facilitarán la identificación de las personas de alto riesgo, aquellas que probablemente se beneficiarán más de una intervención temprana contra los factores de riesgo cardiovascular.
  3. Recordemos que siempre es bueno el engoque global, destacando la importancia de controlar presión arterial, colesterol y glucemia, con multiples objetivos metabólicos tomando al paciente como un todo. 

Dejamos el link del artículo completo: https://academic.oup.com/eurheartj/advance-article/doi/10.1093/eurheartj/ehaa695/5918338

Por favor loguearse para comentar.