Anticoagulantes Directos en Pacientes Añosos.

Spread the love

La fibrilación auricular (FA), la arritmia cardíaca más común, cuya prevalencia aumenta con la edad. Los anticoagulantes orales (ACO) son la piedra angular del tratamiento para reducir el riesgo asociado de tromboembolismo sistémico. Cuatro grandes ensayos controlados aleatorizados (ECA) han demostrado que los anticoagulantes directos (DOACs) son superiores a los antagonistas de la vitamina K (AVK) en la prevención del accidente cerebrovascular y la embolia sistémica, con reducción de eventos hemorrágicos.

Los pacientes añosos vulnerables con FA, estuvieron en gran parte infrarrepresentados en estos ensayos. Sin embargo, a medida que la esperanza de vida sigue aumentando en todo el mundo, el número de pacientes con edad avanzada aumenta sustancialmente. Por tanto, existe una necesidad urgente de una valoración crítica del valor añadido de los DOACs en esta población.

Maxim Grymonprez y colaboradores realizaron esta revisión sistemática que proporciona una descripción general de la literatura sobre el impacto del aumento de la edad (≥75 años) en la efectividad y seguridad de los DOACs en comparación con los AVK.

Después de agrupar los resultados de 6 análisis post hoc de ensayos aleatorizados y 6 estudios de cohortes observacionales longitudinales, los resultados mostraron la efectividad superior (HR 0,83, para accidente cerebrovascular y embolia sistémica y HR 0,77 para la mortalidad) y seguridad no inferior (HR 0,93, IC del 95% [0,86-1,01] para hemorragia mayor; HR 0,58, IC del 95% [0,50-0,67] para hemorragia intracraneal) de DOACs versus AVK.

En relación a los distintos DOACs evaluados, en todos los subgrupos, el apixaban se asoció sistemáticamente con el perfil riesgo-beneficio más favorable.

Los autores concluyen:

  • El metanálisis destacó una eficacia superior y un perfil de seguridad no inferior de los DOACs en pacientes con FA ≥ 75 años en comparación con los AVK.
  • Los médicos deben abordar los factores de riesgo de hemorragia modificables, optimizar la adherencia al tratamiento, iniciar la prevención de caídas, realizar una revisión minuciosa de la medicación y realizar una evaluación individualizada de los riesgos y beneficios con la toma de decisiones compartida en cada paciente geriátrico con FA.
  • Es importante destacar que el apixabán se asoció sistemáticamente con el perfil beneficio-riesgo más favorable en todos los subgrupos y, por lo tanto, podrías preferirse en pacientes añosos con FA.

Dejamos el link del artículo completo: http://europepmc.org/article/MED/28985259

Por favor loguearse para comentar.