Trombosis Venosa: Impacto del Uso de DOACs.

Spread the love

El tromboembolismo venoso (TEV), que consiste en trombosis venosa profunda (TVP) y embolia pulmonar (EP), confiere un riesgo de por vida significativo para los pacientes que lo sufren.  Afecta aproximadamente a un millón de estadounidenses anualmente. Los pacientes con TEV están en riesgo de eventos recurrentes (para la TEV no provocada, alrededor del 10% después de 1 año y 30% después de 5 años) y hemorragias debido al tratamiento con anticoagulantes. 

Los supervivientes de TEV también pueden experimentar complicaciones como síndrome postrombótico (presente en casi el 50% de los pacientes con TVP), úlcera venosa, hipertensión pulmonar tromboembólica crónica, reducción de su calidad de vida,  ansiedad y depresión .Todos estos factores pueden llevar a que los pacientes con TEV tengan una mayor utilización de la atención médica. 

Pamela L Lutsey y colaboradores probaron la hipótesis de que la utilización de la atención médica sería menor entre los usuarios de ACO directos (DOACs; rivaroxabán o apixabán) que entre los usuarios de warfarina. 

Se utilizaron las bases de datos de MarketScan de los años 2016 y 2017. La utilización de la atención médica se identificó en los primeros 6 meses después del diagnóstico inicial de TEV. 

Los 23.864 pacientes con TEV tuvieron un promedio de 0,2 ± 0,5 hospitalizaciones, pasaron 1,3 ± 5,2 días en el hospital, tuvieron 5,7 ± 5,1 consultas ambulatorias y visitaron un servicio de urgencias 0,4 ± 1,1 veces. En comparación con la warfarina, el rivaroxabán y el apixabán se asociaron con menos hospitalizaciones, días de hospitalización, visitas al consultorio ambulatorio y visitas al servicio de urgencias después de tener en cuenta la edad, el sexo, las comorbilidades y los medicamentos. Las tasas de hospitalización fueron un 24% más bajas (HR: 0,76; IC del 95%: 0,69, 0,83) con rivaroxabán y un 22% más bajas (HR 0,78; IC del 95%: 0,71, 0,87) con apixabán, en comparación con warfarina. 

La utilización de la asistencia sanitaria fue similar entre los usuarios de apixaban y rivaroxaban. 

Los autores concluyen: 

  • Los pacientes con TEV a los que se les prescribió rivaroxabán y apixabán tuvieron una menor utilización de la asistencia sanitaria que aquellos a los que se les prescribió warfarina, mientras que no hubo diferencias al comparar apixabán con rivaroxabán. 
  • Estos hallazgos complementan la literatura existente que respalda el uso de DOACs sobre warfarina en esta indicación.

Dejamos el link del artículo completo: https://journals.sagepub.com/doi/10.1177/1358863X20940388?url_ver=Z39.88-2003&rfr_id=ori:rid:crossref.org&rfr_dat=cr_pub%20%200pubmed

Por favor loguearse para comentar.