Anticoagulación en Dosis Profilácticas o plenas en Pacientes con Covid-19

Spread the love

El manejo del estado de hipercoagulabilidad en pacientes con COVID-19, especialmente aquellos ingresados ​​en unidades de cuidados intensivos, es un desafío en la pandemia de rápida evolución de la nueva enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19). 

Syed Hasan y colaboradores revisaron sistemáticamente la evidencia disponible con respecto al enfoque de anticoagulación para prevenir el tromboembolismo venoso (TEV) entre los pacientes con COVID-19 ingresados ​​en unidades de cuidados intensivos. Buscaron en las bases de datos electrónicas estudios que informaran eventos tromboembólicos venosos en pacientes ingresados ​​en la unidad de cuidados intensivos que recibían cualquier tipo de anticoagulación (profiláctica o terapéutica). 

La prevalencia combinada de TEV entre los pacientes que recibieron anticoagulantes se calcularon utilizando el modelo de efectos aleatorios. 

Los análisis agrupados de subgrupos se realizaron con estudios que informaron anticoagulación profiláctica sola y con estudios que informaron anticoagulación profiláctica y terapéutica mixta. 

Se incluyeron doce estudios (8 en Europa; 2 en el Reino Unido; 1 en Estados Unidos y 1 en China) en esta revisión sistemática y metanálisis.

Todos los estudios utilizaron heparina de bajo peso molecular (HBPM) o heparina no fraccionada como tromboprofilaxis farmacológica, ya sea dosis profilácticas o dosis terapéuticas. Siete estudios informaron sobre la proporción de pacientes con antecedentes de TEV (rango 0-10%). 

La prevalencia combinada de TEV entre los pacientes de las unidades de cuidados críticos que recibieron anticoagulación profiláctica o terapéutica en todos los estudios fue del 31% (IC del 95%: 20-43%).  Estos números llamaron la atención de los investigadores ya que son significativamente mas altos que los reportados en otros tipos de pacientes críticos sin COVID bajo tratamiento médico.

El análisis agrupado analizando anticoagulación profiláctica sola y mixta (anticoagulación terapéutica y profiláctica) informó prevalencias agrupadas de TEV de 38% (IC 95% 10-70%) y 27% (IC 95% 17-40%) respectivamente, sin diferencias significativas.

Estos resultados parecen mostrar una eficacia limitada de la anticoagulación sistemática en pacientes con COVID-19 tanto en niveles de profilaxis como de anticoagulación, hecho que podría ser explicado por varios mecanismos: 1) Se ha demostrado que la dosificación profiláctica de HBPM se asocia con niveles subterapéuticos de antifactor Xa en pacientes críticos y, por lo tanto, un enfoque de dosificación individualizada basado en la monitorización antifactor Xa puede ser útil en pacientes con COVID-19, 2) de hecho, también se descubrió recientemente que la dosificación profiláctica de HBPM se asoció con niveles subterapéuticos de antifactor Xa entre los pacientes con COVID-19 ingresados ​​en unidades de cuidados intensivos y 3) el fenómeno de la resistencia a la heparina se ha observado hasta en el 80% de los pacientes con COVID-19 tratados con heparina no fraccionada en la que se necesitaban altas dosis de heparina.

Los autores concluyen: 

  • Con una alta prevalencia de fracaso de tromboprofilaxis entre los pacientes con COVID-19 ingresados ​​en unidades de cuidados intensivos, la tromboprofilaxis de TEV individualizada en lugar de sistemática parecería prudente en estos pacientes a la luz de los hechos.

Dejamos el link del artículo completo: https://link.springer.com/article/10.1007/s11239-020-02235-z

Por favor loguearse para comentar.