¿A quién Recomendar Tratamiento Antihipertensivo Intensivo?

Spread the love
Tratamiento antihipertensivo intensivo. Podcast CH

La hipertensión arterial es el principal factor de riesgo cardiovascular identificable, y aunque el beneficio de la reducción de la presión arterial es universalmente reconocido, la comunidad científica ha estado dividida durante mucho tiempo sobre los objetivos terapéuticos de presión arterial.

En el último número de la revista European Heart Journal Massimo Volpe y Giovanna Gallo repasan los beneficios del tratamiento intensivo de esta patología.

Durante los últimos años, se han realizado múltiples estudios clínicos y metanálisis tratando de responder el interrogante sobre cuán agresivo debemos ser con el tratamiento antihipertensivo. Particularmente, el estudio SPRINT, demostró las ventajas de un tratamiento antihipertensivo intensivo, sobre un valor objetivo de presión arterial habitual (<140/90 mmHg), en la reducción de eventos cardiovasculares, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, insuficiencia cardíaca y la mortalidad cardiovascular por todas las causas. Partiendo de estos resultados, las guías internacionales revisaron los objetivos terapéuticos planteados, recomendando el valor de la presión arterial <130 / 80mmHg para la gran mayoría de pacientes hipertensos con menos de 65 años y sugiriendo una reducción del objetivo también en los ancianos. 

A su vez, se ha demostrado que una instauración temprana del tratamiento antihipertensivo se asocia con un alcance más rápido de los objetivos recomendados con los consiguientes beneficios en términos de reducción de la incidencia de eventos cardiovasculares. 

En relación al tratamiento administrado múltiples estudios muestran que la utilización de terapia combinada con dos o más medicamentos, principalmente en una sola configuración de comprimido, son superiores en alcanzar los objetivos terapéuticos recomendados. Esta es la razón por qué esta estrategia es fuertemente apoyada por la Sociedad Europea de Cardiología, específicamente con el uso de inhibidores del sistema renina-angiotensina-aldosterona (IECA/ARA2), en combinación con bloqueares clásicos y/o diuréticos tiazídicos, con la opción de agregar antagonista de los receptores de mineralcorticoides, cuando no se ha alcanzado un control adecuado de la presión.

Luego del análisis los autores concluyen:

  • Esta terapeútica intensiva con combinación de medicación parece particularmente importante en pacientes de alto riesgo, como lo son aquello con antecedentes de eventos cardiovasculares, diabetes mellitus, insuficiencia renal y mayores de 65 años de edad.
  • Los médicos debemos ser concientes de la importancia del adecuado control de este factor de riesgo.

Dejamos el link del artículo completo: https://academic.oup.com/eurheartjsupp/article/22/Supplement_E/E167/5851039

Por favor loguearse para comentar.