fbpx

Péptidos Natriuréticos: ¿Existen Diferencias Según Raza?

 

 

Los niveles bajos de péptido natriurético pueden contribuir al desarrollo de enfermedades cardiometabólicas. Es conocido que individuos de raza negra tienen niveles de péptidos natriuréticos más bajos que los adultos blancos de mediana edad y mayores. Un consumo alto en carbohidratos provoca una regulación positiva de un regulador negativo de ANP microRNA-425 (miR-425), que reduce los niveles de péptido natriurético atrial en blancos.

Debido a esto, Patel y colaboradores diseñaron un ensayo prospectivo para estudiar las diferencias raciales en: (1) niveles de péptidos natriuréticos entre adultos jóvenes, (2) respuesta de dichos péptidos a consumo alto de carbohidratos, y (3) explorar los mecanismos subyacentes para las diferencias basadas en la raza.

Para ello, 72 individuos de ambas razas sanos recibieron 3 días de dieta rica en carbohidratos. Se evaluó posteriormente la expresión génica del ARN total en sangre.

En cuanto a los resultados, los niveles de BNP, NT-proBNP y MRproANP fueron 30%, 47% y 18% más bajos en los negros en comparación con los blancos (P≤0.01), respectivamente. La disminución de los niveles de MRproANP en respuesta a una dieta alto en carbohidratos difería según la raza (23% en raza negra [IC 95%, 19% -27%] versus 34% en raza blanca [IC 95%, 31% -38]; Pi<0.001), sin cambios en los niveles de NT-proBNP. 

No hallaron ninguna diferencia racial en la expresión de genes que codifican la expresión de péptidos natriuréticos.  Sin embargo, encontraron una expresión del gen de ARN que codifica para neprilesina, en sangre 2 veces mayor entre individuos de raza negra que blanca. 

Como conclusión: 

  1. Las diferencias raciales en los niveles de péptiidos natriuréticos son evidentes en adultos jóvenes y sanos, lo que sugiere que existe un estado de deficiencia de dichos péptidos en individuos de raza negra.
  2. Sería bueno estudiar que implicancias clínicas reales tiene esto en pacientes y si los pone en situación diferentes ante la presencia de patologías.

Dejamos el link al artículo completo:https://www.ahajournals.org/doi/pdf/10.1161/CIRCRESAHA.119.315026

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EnglishPortugueseSpanish
Scroll Up