fbpx

IMC y su Relación con Eventos Isquémicos y Hemorrágicos post Sindrome Coronario Agudo

 

 

El efecto protector de la obesidad en la mortalidad de los pacientes con síndromes coronarios agudos (SCA) continua siendo materia de debate. 

El objetivo del presente trabajo fue evaluar el impacto del índice de masa corporal (IMC) en la ocurrencia de eventos isquémicos y hemorrágicos y la posible interacción con las estrategias de tratamiento en pacientes con SCA

Los pacientes enrolados en el Registros START-ANTIPLATELET, registro prospectivo que incluyó pacientes consecutivos con SCA en 7 centros de Italia, fueron estratificados de acuerdo al índice de masa corporal (IMC) en 3 grupos: normal, IMC <25 kgm²; sobrepeso, IMC 25-29.9 kg/m² y obesos IMC ≥30 kg/m².

El punto final primario fue la ocurrencia eventos clínicos adversos netos (NACE) definidos como muerte total, infarto agudo de miocardio, accidente cerebrovascular y sangrado mayor.

Se enrolaron 1209 pacientes, de los cuales el 33.9% presentaban un peso normal, 44,5% sobrepeso y 21.6% eran obesos.

Comparados con el grupo de peso normal, los obesos y los que presentaban sobrepeso tuvieron un peor perfil de riesgo cardiovascular  con mayor prevalencia de factores de riesgo cardiovasculares, pero eran más jóvenes, con una mejor fracción de eyección ventricular y mejor función renal, menor tasa de anemia, trombocitopenia y fibrilación auricular.

A 1 año de seguimiento la ocurrencia de NACE fue mayor en el grupo con BMI normal comparado con los pacientes con sobrepeso u obesos (15.1%, 8,6% y 9,6% respectivamente,p=0.004), a expensas de una significativa mayor tasa de mortalidad total (6.3%, 2.6% y 3.8%, respectivamente; p=0.008), sin diferencias significativas en términos de ocurrencia de infarto, ACV y sangrado mayor.

Luego de ajustar por variables confundidoras en un modelo de regresión de Cox, el IMC perdió su poder para predecir NACE, no pudiendo confirmar la paradoja de la obesidad en una población de pacientes con SCA del mundo real. 

De esta manera los autores concluyen que los resultados de este estudio cuestionan la paradoja de la obesidad en una población de pacientes con SCA del mundo real sugieren que la menor tasa de eventos observada en los pacientes obesos podria ser explicada por las diferencias existentes en el perfil de riesgo clínico de estos pacientes mas que por el IMC per se.


Dejamos el link al artículo completo:https://doi.org/10.1016/j.amjcard.2019.08.030

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EnglishPortugueseSpanish
Scroll Up