Reperfusión de Oclusiones Totales Crónicas… Debemos Considerar la Duración del Procedimiento?

Spread the love

 
Una precisa caracterización de la complejidad coronaria en una oclusión total crónica (CTO) previo a la realización de una angioplastia angioplastia transluminal coronaria (ATC), como así también una cautelosa planificación del procedimiento son los pilares fundamentales para obtener buenos resultados, minimizando el riesgo de eventos clínicos adversos. En las guías de manejo clínico para el abordaje de lesiones coronarias CTO no se contempla el tiempo de manipulación de las cuerdas, por lo que el objetivo del presente estudio de Tanaka y colaboradores fue analizar las estrategias terapéuticas disponibles basándose en las características angiográficas de la lesión y el tiempo de manipulación de las cuerdas utilizadas para su abordaje.
Se analizaron datos de 5843 pacientes candidatos a angioplastia transluminal coronaria (ATC) con CTO pertenecientes al registro Japanese CTO-PCI, en el periodo comprendido entre Enero 2014 a Diciembre de 2017. Se analizó la estrategia de abordaje terapéutico utilizada, el resultado del procedimiento y el tiempo de manipulación total de las cuerdas coronarias. Se dividió a los pacientes de acuerdo a la realización solo del abordaje anterógrado primario (AWE), solo abordaje retrógrado primario (RWE), o abordaje retrógrado de rescate.
Se realizó el abordaje RWE en 1562 pacientes y el AWE en 4281 pacientes. De los 1077 pacientes en los que falló el AWE, 981 fueron a RWE de rescate mientras que 96 pacientes no pudo realizarse por ausencia de vasos colaterales utilizables para tal fin. En el AWE, se utilizó una cuerda paralela en el 15,7%, IVUS como estrategia para guiar el cruce de la CTO en 3,2% y la técnica de disección anterógrada y reentrada (ADR) en el 0,5%. 
Se observó una diferencia estadísticamente significativa en términos de complejidad anatómica de la CTO mediante la clasificación del score J-CTO en AWE en relación al RWE (1,7±1,1 vs. 2,3±1,1, respectivamente; p<0,001), mientras que la tasa de éxito entre el AWE y el RWE fue de 92,5% y 90,6%, respectivamente. La mediana de tiempo de manipulación de las cuerdas y el fracaso en el intento primario fue de 56 minutos (RIQ 22 a 111 min) para el AWE, y de 176 minutos (RIQ 130 a 229 min) para el RWE.
Mediante la estrategia de AWE, la mediana de tiempo de procedimiento exitoso para una sola cuerda o para 2 cuerdas en paralelo fue de 23 minutos (RIQ 11 a 44min) y de 60 minutos (RIC 36 a 97 min), respectivamente; mientras que el abordaje retrógrado de rescate o primario fue de 126 min (RIC 87 a 174) y 107 (RIQ 70 a 161), respectivamente (p<0,001). El abordaje RWE primario presentó más IAM, embolia o perforación coronaria, taponamiento cardiaco y nefropatía inducida por contraste
 
De este estudio podemos destacar:

  • El abordaje anterógrado presentó una menor complejidad por score J-CTO y menor tiempo de manipulación de las cuerdas terapéuticas comparado con el abordaje retrógrado.
  • El abordaje retrógrado primario tuvo un menor tiempo de cruce de la lesión más allá de presentar un mayor score de J-CTO en comparación al abordaje retrógrado de rescate, por lo que se debe considerar en aquella lesiones con un abordaje anterógrado dificultoso.

Dejamos el link al artículo completo:http://www.onlinejacc.org/content/74/19/2392

Por favor loguearse para comentar.