Estudio FUEL: udenafil para pacientes con Fontan.

Spread the love

La cirugía de Fontan, descrita por el Dr. Francis Fontán y el argentino Dr. Guillermo Kreutzer, es el paso final de una serie de cirugías paliativas utilizadas en una variedad de cardiopatías congénitas caracterizadas por un único ventrículo funcional; obteniendo como consecuencia una circulación con elevada presión venosa central y bajo gasto cardiaco. Esta fisiología es bien tolerada en la niñez, pero se ve deteriorada con el paso del tiempo, lo que puede traducirse en un predecible y persistente descenso en la capacidad de ejercicio. En este contexto, el tratamiento médico óptimo puede puede regular estas anormalidades hemodinámicas, mejorando los resultados clínicos.
El udenafil, un inhibidor de la 5-fosfodiesterasa, ha demostrado en ensayos clínicos de fase I/II ser seguro y bien tolerado en pacientes adolescentes con cirugía de Fontan; sin embargo, no existen datos de su tolerabilidad a largo plazo.
El estudio FUEL fue un estudio randomizado, doble ciego, placebo-controlado, presentado en las sesiones AHA 2019 en la ciudad de Filadelfia, que tuvo como objetivo determinar si el tratamiento con udenafil otorga un beneficio en términos de incrementar la capacidad de ejercicio en adolescentes a los que se les ha realizado una cirugía de Fontan. La cuantificación de la capacidad de ejercicio no solo es un descriptor útil de la capacidad funcional, sino también un predictor de morbimortalidad en aquellos pacientes con cardiopatías congénitas o adquiridas.
Los participantes (n=400) fueron asignados al azar en relación 1:1 a udenafil, 87.5 mg dos veces al día, o a placebo. El punto final primario fue el cambio en el consumo de oxígeno pico en el ejercicio durante 6 meses medido por pruebas de ejercicio cardiopulmonar estandarizadas. Los resultados secundarios incluyeron cambios en el consumo de oxígeno, la tasa de trabajo y la eficiencia ventilatoria en el umbral anaeróbico ventilatorio. 
Entre 2017 y 2019, 30 sitios clínicos en América del Norte y la República de Corea asignaron al azar a 400 participantes con fisiología de Fontan y en tratamiento anticoagulante. La edad media de aleatorización fue de 15.5 ± 2 años; 60% eran hombres, 81% eran blancos, 10% eran asiáticos, 6% eran afroamericanos; 14% eran latinos. La tasa de retiros fue del 4,8% (19 participantes). El seguimiento se completó en febrero de 2019.
Los resultados mostraron una ausencia de beneficio en el consumo pico de oxígeno mediante el tratamiento con udenafil (p=0,071). En los puntos finales secundarios, el uso de Udenafil se asoció a mejor consumo de oxígeno (p=0.012) y la tasa de trabajo (p=0.021)
Los autores concluyen: 

  • El uso de udenafil no no se asoció a un incremento del consumo de oxígeno pico, en relación al placebo.
  • Se evidencio un incremento del consumo total, el trabajo cardíaco y la eficiencia ventilatoria mediante el tratamiento con udenafil.
  • La tolerancia de la medicación fue muy buena, con los efectos adversos habituales de los inhibidores de la fosfodiesterasa, como la cefalea.

 
 

Por favor loguearse para comentar.