fbpx

El Optimismo Podria Protegernos de los Eventos Cardiovasculares Adversos

 

 

La actitud que adoptamos frente a los inconvenientes de nuestra vida cotidiana puede ser de lo más variada. Más allá de la resiliencia, uno podría pensar que podemos tomar una actitud positiva o negativa para sobrellevar las cosas que nos aquejan. Un interrogante valido es si nuestra actitud frente a la vida se asocia de forma mensurable a efectos clínicos cardiovasculares y mortalidad.

A fin de obtener una respuesta, Rozanski y colaboradores realizaron una revisión sistemática y meta-análisis a fin de analizar la relación entre el optimismo y los eventos cardiovasculares. Se analizaron de forma sistemática las bases de datos PubMed, Scopus y PsycINFO, identificando todos los estudios que incluían cohortes de pacientes con objetivacion de una actitud optimista o pesimista y su relación con eventos cardiovasculares y mortalidad por todas las causas. El optimismo fue determinado utilizando cuestionales y escalas validadas para tal fin.

Los datos fueron corroborados por 2 investigadores independientes, y se analizó el conjunto de datos obtenido. Se realizó un análisis de sensibilidad y un análisis por subgrupos a fin de incrementar la robustez de la información obtenida. Se analizó como objetivo primario un combinado de mortalidad cardiovascular (CV), infarto agudo de miocardio (IAM) no fatal, accidente cerebrovascular (ACV) y el inicio de angina. Como objetivo secundario se analizó la mortalidad por cualquier causa.

Se obtuvieron de la búsqueda sistemática 15 estudios, con un total de 229391 pacientes, con una mediana de seguimiento fue de 13,8 años. Mediante el análisis del conjunto de datos, se identificó una asociación estadísticamente significativa entre el optimismo y una disminución del objetivo combinado de eventos clínicos cardiovasculares (RR 0,65, IC95% 0,51 a 0,78; p<0,001), con una heterogeneidad positiva entre los datos analizados (I2=87,4%). A su vez, el optimismo se asoció a una disminución de mortalidad por cualquier causa (RR 0,86, IC95% 0,80 a 0,92; p<0,001), con una heterogeneidad de datos moderada (I2=73,2%). 

Mediante el análisis de subgrupos se evidenció que mediante el ajuste por el tiempo de seguimiento, el género, la presencia de depresión y otros confundidores posibles arrojó los mismos resultados.

De este estudio podemos destacar:

  • Una actitud optimista se asocia a menos eventos cardiovasculares y mortalidad por cualquier causa.
  • Se necesitan futuros estudios para dilucidar los mecanismos conductuales involucrados en esta asociación, como así determinar el eventual impacto positivo de estrategias que incrementen el optimismo en términos de eventos clínicos cardiovasculares.

Dejamos el link al artículo completo:https://es.jamanetwork.com/journals/jamanetworkopen/fullarticle/2752100

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EnglishPortugueseSpanish
Scroll Up