La Soledad y el Sentimiento de Soledad… Tienen el Mismo Impacto en la Salud Cardiovascular?

Spread the love

 
Existen en la literatura médica diversos estudios que han remarcado la importancia de las relaciones sociales en la salud y el bienestar cardiovascular. El sentimiento de soledad ha adoptado múltiples definiciones, compartiendo el concepto de una sensación autopercibida de la deficiencia social, subjetiva y distinta del aislamiento social, y un sentimiento displacentero. La explicación del beneficio de las relaciones interpersonales en términos de salud cardiovascular podrían explicarse por un mayor incentivo a mantener hábitos de vida saludables, y a nivel emocional, ya que el sentirse querido, respaldado y contenido reduce la prevalencia de exposición a eventos emocionales estresantes.
El objetivo del estudio DenHeart, de Christensen y colaboradores, fue determinar si vivir solo o la presencia del sentimiento de soledad autopercibido se asocia a eventos clínicos adversos luego del egreso sanatorial, y su impacto como factor predictor de eventos cardiovasculares y mortalidad cardiovascular a un año de seguimiento, en pacientes con enfermedad coronaria, arritmias, insuficiencia cardiaca o enfermedad valvular.
Se realizó una encuesta al momento del egreso sanatorial de 13443 pacientes que presentaron una hospitalización por enfermedad cardiaca en 5 centros de atención cardiovascular, en el periodo comprendido entre 2013 a 2014. Se evaluó el sentimiento de soledad mediante una pregunta subjetiva, mientras que la información de vivienda de los pacientes y sus cohabitantes se sustrajo del registro nacional de personas de Dinamarca. A su vez, se analizó un objetivo combinado de mortalidad por todas las causas, infarto agudo de miocardio (IAM), accidente cerebrovascular (ACV), paro cardiaco y taquicardia/fibrilación ventricular en un periodo de seguimiento a 1 año desde el egreso sanatorial.
Del total de pacientes incluidos, el 53% completo la encuesta. La edad promedio fue de 65 años, con el 70% de sexo masculino. El 53% presentaba enfermedad coronaria (n=7169), 32% arritmias (n=4316), 7% insuficiencia cardiaca (n=987) y el 7% enfermedad valvular (n=974). Se evidencio que el sentimiento de soledad se asoció con menos eventos clínicos auto reportados por los pacientes, y a un incremento estadísticamente significativo en mortalidad por todas las causas en ambos sexos (HR 2,92, IC 95% 1,55 a 5,49 para las mujeres; 2,14, IC95% 1,43 a 3,22 para los hombres). A su vez, vivir solo fue un predictor de eventos cardiovasculares sólo en el sexo masculino (HR 1,39, IC95% 1,05 a 1,85). No se evidenció una asociación estadísticamente significativa entre el sentimiento de soledad y vivir solo. 
De este estudio podemos destacar:

  • El sentimiento de soledad se asoció a una mayor mortalidad por cualquier causa a un año de seguimiento en ambos sexos.
  • Vivir en soledad se asoció a más eventos cardiovasculares sólo en el sexo masculino.

Dejamos el link al artículo completo:https://heart.bmj.com/content/early/2019/09/24/heartjnl-2019-315460

Por favor loguearse para comentar.