fbpx

Bebidas Azucaradas y Endulzadas Artificialmente y Mortalidad

 

 

Los bebidas azucaradas o endulzadas artificialmente se consumen frecuentemente, pero se desconoce si este consumo se asocia con un riesgo aumentado de mortalidad y hasta la fecha no ha sido estudiado en la población Europea.

Es por ello que Mullee y colaboradores buscaron evaluar si el consumo regular de bebidas azucaradas y endulzadas artificialmente, está asociado a un mayor riesgo de mortalidad total y por causas específicas.

Se trata de un estudio de cohorte que incluyó 451743 participantes del estudio EPIC, registro multinacional realizado en 10 países europeos (Dinamarca, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Noruega, España, Países Bajos, Suecia, y Gran Bretaña).

Se excluyeron los participantes con diagnóstico de cáncer, enfermedad cardiaca, accidente cerebrovascular y diabetes al comienzo del estudio, al igual que aquellos con falta de datos acerca del consumo de gaseosas.

La mortalidad total y por causas específicas fueron los eventos evaluados. 

La edad media de la población fue 50.8 años, con un 71.1% de mujeres.

Durante un seguimiento de 16.4 (11.1 en Grecia a 19.2 en Francia), ocurrieron 41693 muertes, 43.2% por cáncer, 21.8% por enfermedad cardiovascular y 2.9% por causas digestivas.

Se encontró una mayor mortalidad total en los participantes que consumieron 2 o más vasos por día (frente a los que consumieron < 1 vaso por mes) de gaseosas o refrescos en total (HR 1.17; IC95%: 1.11-1.22; p<0.001), de bebidas azucaradas (HR 1.08; IC95%; 1.01-1.16; p=0.004) y bebidas endulzadas artificialmente (HR 1.26; IC95: 1.16-1.35; p<0.001). Esta asociación fue tanto para los hombres como para las mujeres.

Además se observó una asociación no lineal en forma de J entre la mortalidad y el consumo de refrescos, con mayor riesgo en aquellos participantes que consumieron más de 125 ml/día de bebidas endulzadas artificialmente y más de 225 ml/día de bebidas azucaradas.

También se observaron asociaciones positivas entre las bebidas endulzadas artificialmente y las muertes por enfermedades cardiovasculares (≥2 vasos por día vs < 1 vaso por mes; HR 1.52; IC95% 1.30-1.78;p<0.001) y entre los refrescos azucarados y las muertes por enfermedades digestivas (≥1 vaso por día vs < 1 vaso por mes; HR 1.59;IC95%; 1.24-2.05;p<0.001).

De esta manera los autores concluyen que el alto nivel de consumo de bebidas azucaradas o endulzadas artificialmente se asoció con un riesgo elevado de muerte por todas las causas.

Se observaron asociaciones positivas entre las bebidas azucaradas y las muertes por enfermedades digestivas, así como entre los refrescos endulzados artificialmente y las muertes por enfermedades cardiovasculares. 

Los resultados de este estudio respaldan las campañas de salud pública en curso destinadas a reducir el consumo de este tipo de bebidas.


Dejamos el link al artículo completo:http://10.1001/jamainternmed.2019.2478

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EnglishPortugueseSpanish
Scroll Up