fbpx

Uso de Tratamiento Médico post-ATC y Eventos Cardiovasculares

 

 

El tratamiento médico óptimo es uno de los pilares del manejo de los pacientes con cardiopatía isquémica. Sin embargo, pocos estudios han examinado su utilización a largo plazo luego de una angioplastia coronaria (ATC) y la asociación con los eventos clínicos.

El presente estudio realizado por Xie y colaboradores fue  evaluar tendencias longitudinales en el uso del tratamiento médico post-ATC y su significado pronóstico.

Se identificaron 57900 pacientes sometidos a ATC desde enero de 2005 a mayor de 2014 de la base de datos del Programa de Veteranos.

Utilizando las fechas de prescripciones, la utilización de las 4 clases de fármacos (estatinas, beta bloqueantes, inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA)/bloqueantes del receptor de angiotensina (BRA), inhibidores del receptor P2Y12) fueron evaluados al alta, 6 meses, 1, 3 y 5 años.

Se definieron eventos adversos cardiovasculares mayores (MACE) como mortalidad total, rehospitalización por infarto, rehospitalización por accidente cerebrovascular o nueva revascularización.

La edad media de la población al alta fue de 65 años (44% de los pacientes mayores de 65 años), con un 89.4% de hipertensión, 47.1% de diabetes y 98.5% de sexo masculino.

Al alta luego de la ATC, el 58.3% de los pacientes recibieron las 4 clases de fármacos.

La utilización de estatinas, beta bloqueantes, IECA, BRA disminuyeron del 89%, 84.9% y 72.2% al alta respectivamente a 72.7%, 67.9% y 57.9% a 5 años.

Del 58.3% de los pacientes que fueron dados de alta con las 4 clases de fármacos, el 15.1% continuaron con estas 4 drogas a los 5 años de seguimiento.

El uso de inhibidores del receptor P2Y12 disminuyó de 96.5% al alta a 28.3% a 5 años, debido a una gran disminución luego del año de tratamiento.

Un total de 24364 pacientes presentaron MACE durante el periodo del estudio. 

El uso de cada clase de fármacos, y su combinación se asoció con una reducción significativa en los eventos adversos cardiovasculares mayores a 5 años, con el mayor efecto observado con el uso de estatinas (HR 0.77;IC95%: 0.75-0.79; p<0.0001) y de inhibidores del receptor P2Y12 (HR 0.82, IC95%: 0.79-0.85; p<0.0001).

A 5 años, el uso de tratamiento médico combinado se asoció con una reducción en la mortalidad (HR 0.65; IC95%: 0.62-0.68, p<0.0001) y rehospitalización por ACV (HR 0.83;Ic95%:0.75-0.92; p<0.0003), no así con las rehospitalizaciones por infarto (HR 1.05; IC95%: 0.99-1.11;p=0.072).

De esta manera los autores concluyen que con el tiempo se observó una disminución en el uso del tratamiento medico post-ATC, lo que se asocio con peores resultados.

Se necesitan más esfuerzos para promover la adherencia a largo plazo a las terapias de prevención secundaria después de la revascularización.


Dejamos el link al artículo completo:https://www.ahajournals.org/doi/10.1161/CIRCOUTCOMES.118.005455

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EnglishPortugueseSpanish
Scroll Up