fbpx

Inicio de Estatinas en Niños con Hipercolesterolemia Familiar y su Beneficio en la Adultez

 

 

La hipercolesterolemia familiar (HF) se caracteriza por niveles severamente elevados de colesterol-LDL y enfermedad cardiovascular prematura. La Sociedad Europea de Aterosclerosis y las Guías de ACC/AHA sugieren el inicio de las estatinas desde los 8 años o 10 años respectivamente en pacientes con HF.

Si bien la eficacia a corto plazo del tratamiento con estatinas en niños está bien establecida, los estudios que evalúan el seguimiento a largo plazo en el riesgo cardiovascular son escasos.

Para ello, se realizó un estudio de seguimiento de 20 años con niños con HF genéticamente definida que comenzaron tratamiento con estatinas entre los 8 y 18 años de edad.

Se evaluó la progresión de la aterosclerosis subclínica a lo largo del tiempo comparando el grosor miointimal carotideo en pacientes con HF con el de sus hermanos no afectados de la misma edad. La incidencia de enfermedad cardiovascular de los pacientes ahora adultos, se comparó con la de sus padres con HF para quienes las estatinas estuvieron disponibles mucho más tarde en su vida.

Un total de 214 pacientes con HF (confirmada genéticamente en el 98% de los pacientes) que participaron de un estudio controlado por placebo que evaluó la eficacia y seguridad a 2 años de la pravastatina, fueron invitados a participar de este estudio de seguimiento a largo plazo, junto con sus 95 hermanos sin HF. Los participantes completaron un cuestionario, proporcionaron muestras de sangre y se sometieron a mediciones del grosor miointimal carotideo. La incidencia de enfermedad cardiovascular en pacientes con HF fue comparada con sus 156 padres afectados.

Se definió enfermedad cardiovascular a la presencia de infarto agudo de miocardio, angina de pecho, enfermedad vascular periférica o accidente cerebrovascular o un procedimiento de revascularizacion coronaria,

De la cohorte original, 184 de los 214 pacientes con HCF (86%) y 77 de 95 hermanos (81%) aceptaron el seguimiento. De los 214 pacientes, los datos acerca de los eventos cardiovasculares y mortalidad cardiovascular estuvieron disponibles en 203 (95%) y 214 (100%) respectivamente.

La duración media del seguimiento fue de 18 años y la media de edad al seguimiento fue 31±3 años para los pacientes con HF y 31±3 años para los hermanos sin HF.

De los pacientes con HF el 79% estaban utilizando estatinas y el 84% de ellos habían tomado más del 80% de la medicación prescrita en el mes previo a la evaluación. El comienzo de las estatinas en este grupo fue a los 14 años.

El nivel medio de colesterol LDL en pacientes disminuyó de 237.3 a 160.7 mg/dl, lo que representa una reducción del 32% desde el nivel basal. El objetivo de tratamiento (LDL < 100 mg/dl) se alcanzó en el 20% de los pacientes.

El nivel medio de colesterol LDL en los hermanos sin HF aumentó de 98.5 a 121.9 mg/dl, lo que representa un aumento del 24% del basal. 

Al inicio del estudio original, los pacientes con HF tenían un mayor grosor miointimal carotideo comparado con sus hermanos no afectados (media, 0.446 mm (IC95%: 0.439-0.453) vs 0.439 mm (Ic95% 0.430-0.449); diferencia media ajustada por edad y sexo de 0.012 mm (IC95%; 0.002-0.021).

La progresión media del espesor miointimal carotideo durante todo el periodo de seguimiento fue 0.0056 mm/año en pacientes con HCF y 0.0057 mm por año en los hermanos (diferencia media ajustada por sexo, -0.0001mm /año, IC95%-0.0010 a 0.0008).

La incidencia acumulada de eventos cardiovasculares y muerte cardiovascular a los 39 años de edad fue menor en los pacientes con HF que entre sus padres afectados (1% vs 26% y 0% vs 7%, respectivamente).

De esta manera los autores concluyen que el colesterol LDL se considera un factor clave en el desarrollo de enfermedad cardiovascular aterosclerótica y el tratamiento para reducir los niveles de colesterol LDL resulta importante para prevenir o retrasar su desarrollo.

Los resultados del presente estudio demuestran que las estatinas, iniciadas en la infancia, desaceleraron la progresión del grosor miointimal carotideo y redujeron el riesgo de enfermedad cardiovascular en la edad adulta.


Dejamos el link al artículo completo:https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa1816454

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EnglishPortugueseSpanish
Scroll Up