fbpx

Los Beneficios de Tener un Perro en la Salud Cardiovascular

 

 

La depresión, vivir solo y el aislamiento social se asocian con una aumento de la mortalidad luego de un evento cardiovascular agudo. La importancia del soporte psicosocial en el tratamiento y en la recuperación a largo plazo de las personas con enfermedad cardiovascular ha sido ampliamente estudiado.

Tener un perro se ha asociado con una disminución del riesgo cardiovascular. Según estudios previos tener un perro puede reducir el aislamiento social, se asocia con menor riesgo de depresión, atenúa la presión arterial y la respuesta de la frecuencia cardiaca al estrés en pacientes hipertensos y mejora el perfil lipídico. Sin embargo, no está claro si tener un perro se asocia a una mejora en la sobrevida dado que los estudios anteriores han arrojado resultados inconsistentes.

Es por ello que Kramer y colaboradores realizaron este metaanálisis para evaluar la asociación de tener un perro y la mortalidad total y cardiovascular.

Se identificaron los estudios publicados entre 1950 y mayo de 2019 a través de una búsqueda en Embase y Pubmed y se incluyeron 10 estudios con 3837005 participantes, con 530515 muertes a un seguimiento medio de 10 años.

Tener un perro se asoció a una reducción del 24% en el riesgo de mortalidad total comparada con aquellas personas que no tenían perro (RR 0.76; IC 95%:0.67-0.86) con 6 estudios que demostraron una reducción significativa en la reducción en el riesgo de mortalidad.

Notablemente, en individuos con eventos coronarios previos, vivir en una casa con un perro se asoció con una reducción aún más pronunciada en el riesgo de mortalidad por todas las causas (RR 0.35; IC95%; 0.17.0.69).

Además, cuando se restringe el análisis a los estudios que evalúan la mortalidad cardiovascular, tener un perro confiere una reducción del 31% del riesgo de mortalidad cardiovascular (RR 0.69;IC95%: 0.67-0.71).

De esta manera, tener un perro se asocia con una reducción en el riesgo de mortalidad a largo plazo, que sea posiblemente debido a una reducción en la mortalidad cardiovascular.


Dejamos el link al artículo original:https://ahajournals.org/doi/10.1161/CIRCOUTCOMES.119.005554

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EnglishPortugueseSpanish
Scroll Up