fbpx

Estudio GRAVITAS: Liraglutide en Pacientes Post Cirugía Metabólica

 

 

Hace ya un tiempo la cirugía metabólica se indica para el tratamiento de la obesidad y para mejorar la glucemia. Sin embargo, muchos pacientes con diabetes tipo 2 no logran una remisión sostenida de la diabetes después de la misma.  El liraglutide, un agonista GLP1, mejora el control glucémico y reduce el peso corporal en pacientes con diabetes tipo 2. El objetivo de este estudio publicado en Lancet por Dimitri Miras y colaboradores fue evaluar la seguridad y la eficacia de 1.8 mg de liraglutide en pacientes con diabetes tipo 2 persistente o recurrente después de una cirugía metabólica.

Se trata de un estudio aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo llevado a cabo en 5 hospitales de Londres. Incluyó adultos que se habían sometido a cirugía de bypass gástrico y tenían diabetes tipo 2 persistente o recurrente con HbA1c por encima de 6,5% al menos 1 año después de la cirugía. Los participantes fueron asignados aleatoriamente (2:1) a liraglutide subcutáneo 1.8 mg una vez al día o placebo, ambos administrados junto con una dieta baja en calorías, con el objetivo de un déficit de 500 kcal por día de la ingesta de energía basal, y aumento de la actividad física.

El punto final primario evaluado fue el cambio en HbA1c desde el inicio hasta el final del período de estudio a las 26 semanas. 

Entre enero de 2016 y mayo de 2018, se randomizaron 80 pacientes a recibir liraglutide (n=53) o placebo (n=27). El 89% de los participantes (n=71) completaron el estudio. La HbA1c promedio basal en el grupo liraglutide fue 7.9% y en el grupo placebo 8.2%.  La edad media de los pacientes fue 56 años, con una duración promedio de la diabetes de 18 años, con un BMI promedio de 36.5 kg/m2 antes de la cirugía. 

El tratamiento con liraglutide se asoció con una diferencia de –1.22% en el cambio de HbA1c en comparación con placebo, p=0.0001. Con respecto al peso, el uso del liraglutide se asoció con reducción de 4.23 kg de peso a las 26 semanas en comparación con placebo (p=0.0017). El tipo de cirugía no tuvo un efecto significativo en el resultado. El 45% de los pacientes en el grupo liraglutide y el 41% de los del grupo placebo reportaron efectos adversos, principalmente gastrointestinales. Hubo una muerte durante el estudio en un paciente asignado al grupo placebo, que no se consideró relacionado con el tratamiento del estudio.

Como conclusión:

  • El uso del tratamiento adyuvante con liraglutide en pacientes con diabetes tipo 2 persistente o recurrente después de una cirugía metabólica es una opción válida, eficaz y segura.
  • Es bueno recordar que el enfoque y tratamiento de estos pacientes complejos debe ser multidisciplinario, médico, nutricional y psicológico.

Dejamos el link al artículo original:https://www.thelancet.com/journals/landia/article/PIIS2213-8587(19)30157-3/fulltext

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EnglishPortugueseSpanish
Scroll Up