fbpx

El Tabaquismo Como Predictor de Eventos post-ATC

 

 

El tabaquismo es uno de los factores de riesgo cardiovascular modificables más importantes. Aproximadamente el 30% de las muertes por enfermedad coronaria en USA se atribuyen al tabaquismo, con un efecto dosis dependiente.

Paradójicamente muchos estudios, en las pasadas 3 décadas han reportado que el tabaquismo se asocia a un mejor pronóstico a corto y largo plazo luego de una angioplastia coronaria (ATC), fenómeno que se denominó la paradoja del tabaquista.

Para evaluar la relación entre el tabaquismo y los eventos a 5 años en la era contemporánea de la ATC con stent, se utilizó un un pool de pacientes de 18 estudios randomizados multicentricos, prospectivos y randomizados (RAVEL, E-SIRIUS, SIRIUS, C-SIRIUS, TAXUS IV y V, ENDEAVOR II a IV, SPIRIT II a IV, HORIZONS-AMI, COMPARE I y II, PLATINUM y TWENTE I y II).

El objetivo del presente trabajo publicado en JACC por Yadav y colaboradores fue evaluar el impacto del tabaquismo en los eventos al año y a 5 años en pacientes sometidos a ATC con stent.

Los eventos primarios evaluados fueron la muerte total, muerte cardiaca, infarto agudo de miocardio (IAM), revascularización de la lesión tratada (TLR), trombosis intrastent definitiva o probable y la falla de la lesión tratada (TLF: muerte cardiaca, IAM vaso tratado y TLR guiada por isquemia).

Entre los 24354 pacientes con datos disponibles acerca del tabaquismo, el 27.6% de los pacientes eran fumadores. Comparados con los no fumadores, los tabaquistas eran más frecuentemente hombres, jóvenes, y con menor probabilidad de tener diabetes, hiperetensión y dislipemia, IAM, ATC o CRM previas.

Angiográficamente, los fumadores presentaban lesiones más largas, de mayor complejidad y mayor tasa de oclusiones, pero con menor calcificación y tortuosidad moderada o grave.

A 1 año post-ATC, los tabaquistas comparados con los no fumadores presentaron menor tasa de TLF (6% vs 7.2%, p=0.006) y una tendencia a presentar menor TLR (5.8% vs 6.5%, p=0.06), pero una mayor tasa de trombosis intrastent definitiva o probable (1.8% vs 0.8%, p<0.0001).

No se encontraron diferencias significativas en las tasa de muerte, mortalidad cardiaca o IAM.

A 5 años post-ATC, los fumadores presentaron mayor tasa de IAM (7.8% vs 5.6%, p<0.0001) y de trombosis intrastent definitiva o probable (3.5% vs 1.8%, p<0.0001), sin diferencias en la mortalidad total, muerte cardiaca, TLR o TLF.

Luego de ajustar por posibles factores confundidores, en un análisis multivariado, el tabaquismo fue un predicador independiente de mortalidad (HR:1.86; IC95% 1.63-2.12; p<0.001), mortalidad cardiaca (HR: 1.68; IC95%: 1.38-2.05; p<0.001), IAM (HR: 1.38;IC95%:1.20-1.58; p<0.0001), trombosis intrastent (HR:1.60;IC95%: 1.28-1.99, p<0.0001) y TLF (HR: 1.17; Ic95%:1.05-1.30; p=0.005). 

De esta manera los autores concluyen que el tabaquismo es un predictor importante de eventos adversos luego de la angioplastia coronaria con stent.

Es por ello que se deben instaurar acciones individuales y poblacionales para prevenir el tabaquismo y estimular fuertemente la cesación tabáquica.


Dejamos el link al artículo completo:http://interventions.onlinejacc.org/content/12/19/1941

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EnglishPortugueseSpanish
Scroll Up