fbpx

Alerta! Cigarrillo Electrónico

 

 

Es frecuente que nos consulten nuestros pacientes acerca de los riesgos y beneficios en el uso de cigarillos electrónicos. Los cigarrillos electrónicos son dispositivos que funcionan con baterías que calientan un líquido y entregan un producto en aerosol al usuario. Generalmente estos dispositivos contienen menos químicos tóxicos que el humo de cigarrillo habitual, aunque claramente no son inocuos. Es frecuente que se inhale nicotina, aunque se reporta también el uso de sustancias como tetrahidrocannabinol, cannabidiol y acido butánico. 

Durante los años 2017-2018 el uso de cigarrillos electrónicos aumento del 11.7% al 20.8% entre los estudiantes de Estados Unidos, mientras que solo se reportó un 3.2% de uso en la población adulta. Se han informado enfermedades pulmonares relacionadas con el uso de los mismos, pero no se han descrito grandes series, seguramente debido a que se trata de algo relativamente nuevo y con su uso en ascenso. En julio de 2019, el Departamento de Servicios de Salud de Wisconsin y el Departamento de Salud Pública de Illinois recibieron informes de enfermedades pulmonares asociadas con el uso de cigarrillos electrónicos (también llamado vaping) y lanzaron una investigación coordinada de salud pública para tratar de buscar la relación entre este nuevo dispositivo y la enfermedad pulmonar. Layden y colaboradores publicaron sus hallazgos iniciales en el New England Journal of Medicine. 

Definieron pacientes casos como personas que informaron el uso de dispositivos de cigarrillos electrónicos y productos relacionados en los 90 días previos al inicio de los síntomas y tuvieron infiltrados pulmonares en las imágenes (opacidades en Rx de tórax o vidrio esmerilado en TAC de tórax) y cuyas enfermedades no se atribuyeron a otras causas (panel viral negativo para influenza, cultivo Streptococcus pneumoniae y Legionella negativos, HIV negativo).  

Encontraron 53 pacientes que reunían las características antes descriptas. El 83% eran de sexo masculino, le edad media 19 años. La consulta fue a los 6 días de la aparición de síntomas en promedio. 

La mayoría de los pacientes presentaron síntomas respiratorios (98%, tos y respiración entrecortada en su mayoría), síntomas gastrointestinales (81%) y síntomas constitucionales (100%, fiebre, fatiga o pérdida de peso). Todos los pacientes definidos como casos, tenían infiltrados bilaterales en las imágenes de tórax. En cuanto a su evolución, el 94% de los pacientes fueron hospitalizados, el 32% requirió intubación orotraqueal y ventilación mecánica, y se registró una muerte.

Del total, el 84% de los pacientes informaron haber usado productos de tetrahidrocannabinol en dispositivos de cigarrillos, aunque se informó una amplia variedad de productos inhalados. Los registros de consultas en Illinois evidenciaron que durante Junio a Agosto de 2019 las consultas relacionadas con enfermedades respiratoria graves fueron el doble de las recibidas los mismos meses pero durante el 2018. 

Como conclusión:

  •  Los casos presentaron características clínicas similares, pacientes jóvenes con antecedente de uso de cigarrillo electrónico y enfermedad pulmonar severa.
  • Aparentemente existe un síndrome clínico emergente que podría relacionarse al uso de los cigarrillos electrónicos.
  • Se debe seguir investigando la fisiopatología con el objetivo de encontrar las causas definitivas.
  • No se aconseja el uso global de los mismos hasta que se investigue más acerca de sus efectos.

Dejamos el link al artículo completo:https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa1911614

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EnglishPortugueseSpanish
Scroll Up