fbpx

5 Años del Partner 2A: Cirugía vs TAVI en Riesgo Intermedio

 

 

Se presentaron los resultados del seguimiento a 5 años del estudio PARTNER 2A durante el TCT 2019 que comparó el implante valvular aórtico percutáneo (TAVI) con válvula SAPIEN XT versus la cirugía de reemplazo valvular aórtico (CRAVo) en pacientes con estenosis aórtica severa de riesgo intermedio.

Se randomizaron 1011 pacientes a TAVI y 1021 pacientes a CRVAo, de los cuales se completó el seguimiento en el 90.9% de los pacientes sometidos a TAVI y en el 81.4% de los que fueron tratados con cirugía.

A 5 años de seguimiento la ocurrencia del punto final primario combinado de muerte o ACV invalidante fue del 47.9% para el grupo TAVI vs 43.4% para el grupo quirúrgico (HR 1.09, IC95%:0.95-1.25; p=0.21). No se observaron diferencias significativas en los componentes individuales.

En el grupo de pacientes sometidos a TAVI por via transfemoral, la ocurrencia del punto final primario fue similar (44.5% TAVI vs 42% Cirugía, HR 1.02; IC95% 0.87-1.20; p=0.80). Sin embargo, el grupo TAVI transtorácico (transaórtico o transapical) presentó mayor ocurrencia del punto final primario comparado con la cirugía (44.9% vs 33.4%, HR 1.45; IC95%: 1.01-2.07).

En lo que respecta a otros eventos clínicos a 5 años, el grupo TAVI presentó mayor tasa de rehospitalizaciones (33.3% vs 25.2%, HR 1.28; IC95%:1.07-1.53, p< 0.006) y de reintervenciones de la válvula aórtica (3.2% vs 0.6%, HR 3.93; IC95%: 1.48-10.43; p=0.003) y menor tasa de fibrilación auricular (15.8% vs 30.4%, HR 0.43 IC95%:0.35-0.53; p<0.001) comparado con la cirugía, sin diferencias en la necesidad de marcapasos definitivo u ocurrencia de endocarditis.

Los pacientes sometidos a TAVI presentaron un área valvular aórtica significativamente mayor comparado con los pacientes que fueron a cirugía (1.50 cm2 vs 1.37 cm2, p=0.001), sin diferencia en el gradiente medio transvalvular (11.4 mmHg vs 10.8 mmHg, p=0.23 respctivamente).

En lo que respecta a las tasas de insuficiencia aórtica paravalvular, estas fueron mayores en el grupo TAVI comparado con el grupo quirúrgico (leve: 26.8% vs 5.9% y moderada-severa 6.5% vs 0.4%) y solo la de grado moderada-severa se asoció con un aumento de la mortalidad total en el grupo TAVI.

Los autores concluyen:

  • El punto final primario de muerte total o ACV invalidante en la población global del estudio y en el subgrupo de pacientes sometidos a TAVI transfemoral fue similar a la cirugía
  • En el subgrupo de TAVI transtorácica, el punto final primario fue significativamente mayor con TAVI
  • La rehospitalizaciones relacionadas con la valvula aórtica y las reintervenciones, fueron más frecuentes con TAVI, especialmente luego de los 2 años.
  • Se observó una pequeña, pero significativa diferencia en los parámetros hemodinámicos que favorecen a TAVI
  • TAVI se asoció con un aumento en la tasa de insuficiencia aórtica paravalvular leve, moderada y severa. En el grupo TAVI, la insuficiencia aórtica paravalvular moderada a severa, pero no la leve, se asoció con un aumento en la mortalidad tardía
  • Ambos procedimientos resultaron en una mejoría de los síntomas cardiacos y en la calidad de vida y estos cambios favorables se mantuvieron a los 5 años de seguimiento

Los autores remarcaron en la presentación la importancia de las siguientes limitaciones:

  1. Se debe tener en cuenta que este estudio fue realizado con la valvula SAPIEN XT, generación previa a la SAPIEN 3, que es la que se utiliza en la actualidad y que posee menor insuficiencia aórtica paravalvular (<1%).
  2. Los hallazgos de este estudio a 5 años obligan a que se reevaluen los eventos a más largo plazo, por lo que el seguimiento del estudio fue extendido a 10 años
  3. La perdida de datos a 5 años, especialmente en el grupo quirúrgico para alguno de los eventos clínicos y ecocardiográficos reduce el rigor de la conclusiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EnglishPortugueseSpanish
Scroll Up