Sobrepeso en adolescentes y riesgo de miocardiopatías en la edad adulta

Spread the love

Los factores de estilo de vida son considerados fundamentales para el desarrollo de enfermedades futuras. La relación entre los factores de riesgo modificables y desarrollo de insuficiencia cardíaca no se han estudiado ampliamente. El objetivo de este estudio de Robertson et al, publicado recientemente en Circulation, es investigar un posible vínculo entre la obesidad, un predictor reconocido de insuficiencia cardíaca temprana, en la adolescencia y el diagnóstico de miocardiopatía en la edad adulta.
Se trata de un estudio de cohorte prospectiva, que utiliza datos del registro maniconal sueco de 1668893 hombres adolescentes, de edad media de 18,3 años que ingresaron al servicio militar desde 1969 a 2005. Al inicio del estudio, se resgistró el índice de masa corporal (IMC), la presión arterial, y otras comorbilidades, a su vez que se les realizaba a todos test de capacidad funcional y fuerza muscular. El 79.6% de los hombres tenían normopeso, (IMC 18.5-25 kg/m2), el 10% presentaba sobrepeso (IMC 25-30 kg/m2) y 2.2% eran obesos. El diagnóstico de miocardiopatía se obtuvo del Registro del Hospital Nacional hasta 46 años luego en el seguimiento, y se los dividió en las siguientes categorías: miocardiopatía dilatada, miocardiopatía hipertrófica, miocardiopatía inducida por drogas y/o alcohol y otras miocardiopatías. 
Durante un seguimiento medio de 27 años se registraron 4477 casos de miocardiopatías: 2631 (59%) dilatadas, 673 (15%) hipertróficas, y 480 (11%) inducidas por drogas y/o alcohol. El IMC aumentado fue fuertemente asociado con un riesgo elevado de desarrollar miocardiopatía, sobre todo miocardiopatía dilatada, incluso con valores de IMC considerados normales (IMC 22.5-25 kg/m2 HZ 1.38 IC 95% 1.22-1-57), con 8 veces más de riesgo si el IMC era mayor a 35 kg/m2 comparado con IMC de 18.5-20 kg/m2.  Por cada unidad de aumento de IMC, los HZ fueron los siguientes: 1.15 (IC 95% 1.14-1.17) para miocardiopatía dilatada, 1.09 (IC 95% 1.06-1.12) para miocardiopatía hipertrófica y 1.10 (IC 95% 1.06-1.13) para miocardiopatía inducida por droga y/o alcohol. A su vez, a menor capacidad funcioanl y menor fuerza muscular, independientemente del IMC, mayor riesgo de desarrollo de miocardiopatía-
Como conclusión este interesante estudios nos muestra que:
 

  • El  IMC cumple un rol fundamental en la adolescencia, y que inclusive valores intermedios pueden contribuir al desarrollo de miocardiopatía en la adultez. 
  • Debemos tomar conciencia que el momento de actuar es en la niñez y adolescencia, donde los cambios deben ser entendidos y sostenidos en el tiempo.
  • La obesidad es causa de remodelado cardíaco, independiente de la enfermedad isquémica.

 
 
Dejamos el link del artículo completo: https://www.ahajournals.org/doi/pdf/10.1161/CIRCULATIONAHA.118.039132
 

Por favor loguearse para comentar.