fbpx

Impacto de la Presión Arterial en la Angioplastia Coronaria.

La presión arterial sistólica (PAS) elevada aumenta la postcarga, mientras que la presión arterial diastólica (PAD) disminuida puede afectar la perfusión miocárdica. De esta forma, la amplitud de la onda de pulso (OP; alta PAS, baja PAD) es un factor determinante en la isquemia miocárdica y un factor predictor de eventos cardiovasculares.

El objetivo de este estudio fue determinar la relación entre la presión arterial previa a una angioplastia transluminal coronaria (ATC) y los eventos clínicos a largo plazo.

Se incluyeron 10876 pacientes consecutivos de un registro canadiense de pacientes a los que se les realizó ATC, en el periodo comprendido entre Agosto de 2009 a Diciembre de 2016, registrando a todos ellos la presión arterial pre-ATC.

Se excluyeron aquellos pacientes con infarto agudo de miocardio con elevación del segmento ST (IAMCEST), shock cardiogénico o paro cardiorespiratorio (PCR) en el ámbito extrahospitalario. A su vez, los pacientes fueron divididos en 4 grupos de acuerdo a sus valores de presión arterial según: PAS mayor o menor a 120 mmHg, y PAD mayor o menor a 70 mmHg.

El promedio de la OP fue de 60±21 mmHg. Pacientes con mayor OP fueron más añosos, a predominio de sexo femenino, presentando mayor prevalencia de dislipidemia, deterioro de la función renal, diabetes mellitus y enfermedad de tronco de coronaria izquierda y múltiples vasos, donde todas estas variables presentaron una diferencia estadísticamente significativa entre los grupos analizados (p<0.001 ). No se observaron diferencias en términos de eventos cardiovasculares mayores a 30 días, mientras que a 12 meses de seguimiento los pacientes con mayor OP presentaron una mayor prevalencia de infarto agudo de miocardio (p=0.018) y accidente cerebrovascular (p=0.013). A su vez, la mortalidad a largo plazo fue mayor en el grupo de mayor OP (7.9%) y menor para el grupo de pacientes con baja PAS y elevada PAD (OP disminuida) con un 2.1% (p=0.0002). Mediante el análisis por regresión de Cox se evidenció una menor mortalidad a largo plazo en aquel grupo con menor PAS y elevada PAD, diferencia estadísticamente significativa 8HR 0.50, IC 95% 0.25 a 0.98, p=0.04).

De este estudio podemos destacar:

  • La presión arterial previa a la ATC se asocia a eventos clinicos a largo plazo.
  • La amplitud de la onda de pulso es un factor de riesgo de eventos post ATC, lo que podría ser un potencial objetivo terapéutico.

Dejamos el link del artículo completo: http://www.onlinejacc.org/content/73/22/2846

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EnglishPortugueseSpanish
Scroll Up