El acceso radial en la cinecoronariografía, ¿pulgar arriba o abajo?

Spread the love

Durante el abordaje transradial (TRI) en la cinecoronariografía (CCG), el flujo de la mano depende solo de la colateralidad vascular. Sin embargo, aún no ha sido analizada la alteración de la perfusión de la mano al momento del TRI como tampoco la influencia de la colateralidad vascular a la impotencia funcional post procedimiento.
Este es un subestudio preespecificado de la cohorte del estudio anatómico ACRA, en donde se analizó la perfusión digital de la mano a 100 pacientes con indicación de CCG mediante la técnica de imágenes por Doppler láser secuencial. La edad promedio fue de 63 años y el 79% fueron hombres, en donde el TRI fue exitoso en el 100% de los casos y la angioplastia transluminal coronaria fue realizada en el 49%.
Se determinaron los valores basales (previo al TRI), durante el acceso radial, durante la hemostasia mecánica con dispositivo TR band y al momento del egreso sanatorial (al menos luego de 1 hora luego del retiro del TR band).
El objetivo primario fue comparar la perfusión del pulgar homolateral al TRI con la perfusión del pulgar contralateral (control). La circulación de la mano fue medida mediante angiografía. La función del miembro superior homolateral al acceso fue determinada mediante un cuestionario validado para tal fin, con un medición basal y durante el periodo de seguimiento a 18 meses.
Se observó una disminución estadísticamente significativa de la perfusión tisular tanto durante el TRI como en la colocación de TR band en el pulgar homolateral al acceso (-32% TRI, p<0.001; -32% TR band, p<0.001), mientras que el descenso de la perfusión al momento del egreso fue de -11% (p=0.15).
En el pulgar contralateral al acceso también se evidenció un descenso de perfusión digital (-34% TRI, p<0.001; -21% TR band, p=0.003), sin diferencias estadísticamente significativas en relación a la perfusión del pulgar homolateral al TRI(p=0.59). La perfusión digital mejoró al momento del egreso sanatorial, aunque se mantuvo por debajo de los niveles observados previo al procedimiento (homolateral -11%, contralateral -14%).
A su vez, el déficit de perfusión digital observado no se relacionó con déficit de perfusión del arco palmar superficial de la mano (p=0.13) y en el seguimiento a 18 meses no se evidenció impotencia funcional de la mano homolateral al TRI ni complicaciones isquémicas.
Como conclusiones de este estudio podemos destacar que:
 

  • El acceso transradial es seguro.
  • La perfusión de la mano se encuentra disminuida durante el acceso radial y la TR band, pero no se asocia con deterioro funcional ni alteraciones del flujo homolateral al acceso.

Dejamos el link al artículo original:https://bit.ly/2UwePKN

Por favor loguearse para comentar.