Estudio Preserve: Bicarbonato y n-acetilcisteina para la prevención de nefrotoxicidad por contraste

Spread the love

La administración de material de contraste intravenoso durante la realización de una angiografía puede provocar injuria renal aguda con los riesgos que esto implica. Desde hace algunos años se viene estudiando la utilidad del bicarbonato de sodio y la N-acetilcisteína en la prevención de la injuria renal por contraste. A pesar de que la evidencia es confusa y escasa, el bicarbonato y la N-acetilcisteína constituyen terapias de amplio uso actual para la prevención de nefropatía por contraste.
El estudio PRESERVE evaluó la efectividad del bicarbonato sódico intravenoso y la N-acetilcisteína oral en la prevención de la nefrotoxicidad por contraste luego de la realización de una angiografía coronaria y no coronaria. Incluyó 5.177 pacientes sometidos a angiografía, que debían ser diabéticos con una tasa de filtrado glomerular estimada de 45-59.9 ml/minuto o no diabéticos con una tasa entre 15-44.9 ml/min. Se realizó un diseño factorial 2×2 y se los asignó a recibir bicarbonato sódico intravenoso 1.26% vs solución fisiológica y a 5 días de N-acetilcisteína oral vs. placebo en la otra rama. El punto final primario fue un combinado de muerte, requerimiento de diálisis o incremento persistente de al menos un 50% del nivel de creatinina basal a 90 días. Como punto final secundario se definió la nefropatía inducida por contraste.
El estudio fue detenido precozmente por falta de efectividad luego de un análisis interino. No se observaron diferencias significativas en la incidencia del punto final primario entre los grupos de tratamiento y la rama placebo. El punto final primario ocurrió en el 4,4 % de los pacientes del grupo bicarbonato versus el 4,7% de la rama solución fisiológica (OR 0,93; IC95% 0,72-1,22; p = 0,62) y en el 4,6 % del grupo de N-acetilcisteína vs. un 4,5% de la rama placebo (OR 1,02; IC95%, 0,78 -1,33; p = 0,88). Tampoco se observaron diferencias significativas en la tasa de nefropatía inducida por contraste entre ambos grupos.
Este estudio concluye que ni el bicarbonato de sodio ni la n-acetilcisteina parecen tener beneficios para prevenir las complicaciones vinculadas a la utilización de contraste. De esta manera parece ponerse fin a la utilización de esta estrategia terapeútica.

Por favor loguearse para comentar.